Parques Y Reservas | Kenya

MT KENIA

Pronto mas información de este parque.

RESERVA NACIONAL MASAI MARA

Está considerado por muchos como la meca de los safaris fotográficos, ya que con unas dimensiones equiparables a las de la Isla de Gran Canaria - unos 1.500 km2 - constituye probablemente uno de los entornos naturales más salvajes del mundo y donde la sensación de viajar por un mundo primigenio, antes de que el ser humano habitase la tierra, se hace más real. Por lo demás, casi todas la especies típicas africanas, incluyendo el León, el Leopardo, el Elefante, el Rinoceronte, el Búfalo y el Guepardo están presentes en esta gran reserva. Durante los meses secos desde Julio a Octubre, las grandes manadas de Ñus y Cebras de Burchell procedentes del Serengueti, son por sí solas un magnífico espectáculo digno de ver. Y las legendarias aguas del río Mara en las que retozan los hipopótamos, y donde se pueden contemplar a los gigantescos cocodrilos, reyes indiscutibles de estas aguas, junto con los irascibles hipopótamos, y que muchas veces, y especialmente durante la Gran Migración, cobran un doloroso derecho de paso a cualquier otro animal que se aventure a cruzar sus dominios. Todo esto y mucho más, hacen que ningún viaje a Kenia este completo sin Masai Mara. La ubicación de Masai Mara y su altitud, por encima de los 1.500 m, determinan un clima suave y más húmedo que en otras regiones del país. El paisaje de praderas herbáceas y la riqueza de nutrientes para los grandes rebaños se mantienen gracias a sus abundantes lluvias, que van desde noviembre hasta junio, fusionándose las dos estaciones de lluvias largas y cortas tan características en otros lugares de Kenia.

PARQUE NACIONAL AMBOSELI

Se encuentra situado al Sudeste del país, casi en la frontera con Tanzania. Este parque tiene como principales atractivos, por una parte la gran densidad poblacional del que muchos consideran como el auténtico rey de África, el Elefante. Y por otro, el hecho de estar ubicado casi a los pies del famoso Kilimanjaro, lo que permite, siempre y cuando las nubes no pongan inconvenientes, disfrutar de uno de los paisajes más alucinantes de nuestro torturado Planeta.A pesar de la primera impresión de un terreno árido y polvoriento, en realidad Amboseli rebosa agua en cualquier estación del año, pero bajo tierra. Las nieves del Kilimanjaro se funden y discurren ladera abajo, empapando los estratos porosos de roca volcánica del subsuelo. Se forman así varias corrientes subterráneas, que confluyen en dos manantiales de agua cristalina en el corazón del parque y salen a la superficie en numerosos puntos formando grandes pantanos como el Loginya Swamp, en el que crecen los papiros y retozan los elefantes, los hipopótamos y los búfalos. En cualquier caso, no faltarán a su cita otras muchas especies de mamíferos e incontables especies de aves. Entre los depredadores que habitan este parque están el Leon, el Guepardo, la Hiena, el Chacal y el Serval.

RESERVA NACIONAL SAMBURU

En el árido norte de Kenia, agua significa vida. Y las aguas del rio Ewaso, fluyen y dan vida a tres emblemáticas y bellísimas reservas naturales, a las que normalmente se hace referencia con el nombre genérico de Samburu: la Reservas Naturales de Samburu, Búfalo Springs y Shaba. El bellísimo y duro entorno de Samburu, formado por sabana árida de espinos, matorral seco y acacias achaparradas y dispersas, constituye uno de los paisajes más bellos y auténticos de África. A primera vista, estas reservas podrían parecer un desierto faunístico. En realidad, la sabana semidesértica es el hábitat preferido por ciertos mamíferos adaptados a este ecosistema duro e inhóspito, algunos de ellos poco frecuentes en otros parques de clima menos riguroso, entre los que destacan el Orix, la Cebra de Grevy, la espectacular Jirafa Reticulada, una de las tres especies que habitan en Kenia, el bellísimo Avestruz Somalí, y el extraño y esquivo Gerenuk o Antílope Jirafa.
Esta reserva también se caracteriza por ser la que ofrece mayores oportunidades de ver al esquivo Leopardo, uno de los animales más difíciles de encontrar en estado salvaje, debido a sus hábitos nocturnos y poco sociables. Otras especies que habitan estos parajes son el León, el Guepardo, el Elefante, el Cocodrilo y el Chacal, entre otras muchas. Y como siempre en África, una inmensa riqueza ornitológica, para disfrute de todos aquellos amantes de los pájaros.

LAGO NAKURU

Es uno de los lagos sódicos del Rift Valley y probablemente uno de los tres destinos imprescindibles en Kenia, junto con Samburu y Masai Mara. Sus orillas pobladas por miles y miles de Flamencos hacen que algunos lo hayan considerado como "el mayor espectáculo ornitológico de la Tierra". Pero lo que lo convierte en único es el hecho de ser uno de los últimos santuarios de uno de los animales más amenazados del planeta, el Rinoceronte, tanto del apacible y accesible Rinoceronte Blanco, como del irascible y esquivo Rinoceronte Negro. Y si la suerte acompaña, y se pueden contemplar ambos en un mismo día, cualquier amante de la naturaleza y la vida salvaje puede llegar a sentirse, por un momento, como la persona más afortunada de la tierra. Así mismo, en este parque también encontraremos uno de los antílopes más bellos, el Waterbuck, o Antílope Acuático, al Leopardo, que en los últimos años parece estar encontrando en este Parque uno de sus refugios favoritos y al León. Aparte por supuesto de los omnipresentes Búfalos, Impalas y Gacelas. Y otra de las 3 especies de Jirafas que hay en Kenia, la de Rotschild. Y además, para los aficionados a las aves, este parque cuenta con una inmensa variedad de pájaros, más de 400 especies, que constituyen un auténtico paraíso para los ornitólogos.

PARQUE NACIONAL TSAVO

Ubicado al sureste de Kenia, es el mayor conjunto protegido del país (21.000 km2) y uno de los más grandes del mundo. En él se hallan la mayoría de animales salvajes africanos. A causa de su tamaño, el parque está dividido en dos, Tsavo Oeste y Tsavo Este. Tsavo constituye hoy en día uno de los mayores tesoros biológicos del planeta, y debido al cuidado que se está empleando en él, es de esperar que lo siga siendo y pueda ser conservado así para siempre. El legendario Tren Lunático, construido por los ingleses entre Nairobi y Mombasa, cruza las inmensas planicies de Tsavo. Este histórico tren, o más concretamente la construcción de la vía férrea que recorre, fue el escenario en 1899 de uno de los episodios más aterradores de la historia colonial europea en África y que recientemente ha sido llevada al cine con el título en español de “Los Demonios de la Noche”. Debido a su gran extensión, no suele ser uno de los destinos más habituales elegidos para Safaris turísticos de corta duración, lo que lo convierte en un destino diferente. Por otro lado, los animales salvajes, al no estar tan acostumbrados a la presencia humana, a veces se comportan de una manera más agresiva y hay que tener más cuidado a la hora acercarse.

LAGO NAIVASHA

El lago Naivasha está ubicado a 1.880 metros de altura sobre el nivel del mar y muy corta distancia de Nairobi. En contraste con los lagos Bogoria y Nakuru, el lago Naivasha, al ser de agua dulce, tiene un ecosistema muy diferente. Situado al fondo de un cráter volcánico, su vegetación es exuberante y densa. Está habitado por un gran número de especies de aves y una de las actividades más habituales son los safaris en canoa, que también permiten contemplar de cerca a los hipopótamos que habitan el lago. Este safari en canoa puede complementarse con otro safari a pie, en Crescent Island, una isla situada en el centro del lago, densamente poblada por cebras, jirafas, gacelas y antílopes.